Otros problemas ignorados por el COVID-19

Publicado en El Pais, 8 de Enero 2022.

Durante el COVID-19 la atención de todo el mundo se enfocó a esta pandemia y el intento de reducir los efectos de esta. Muchos programas de investigación se enfocaron a este problema, así como los programas y acciones de gobierno.

El problema con esto es que, en los países en vías de desarrollo, muchas cosas ya andaban mal y con los ojos sobre la pandemia, las cosas van peor.

1.  Educación. La falta de acceso al internet o un buen nivel de banda de internet además de una educación no adaptada a las nuevas herramientas en línea ha hecho que la educación sufra grandes retrasos. Muchos países decidieron cerrar las escuelas y universidades como única opción a la falta de estrategias para proveer internet a los estudiantes o educación a los docentes para que puedan seguir enseñando por internet.

El problema de falta de desayuno para muchos niños y adolescentes se acentuó con la pandemia, además, que muy pocos padres estaban preparados para tener educación en línea en sus domicilios.

2.  Salud primaria. La salud primaria es precaria en muchos países y la pandemia solo acentuó este aspecto porque obligaba a las personas a quedarse en casa sin recibir atención en salud. Telemedicina, llamadas de seguimiento o atención a pacientes no son posibles porque muchos centros de salud no cuentan con internet o teléfonos. Por otro lado, los sistemas de monitoreo en muchos sistemas de salud se realizan en papel lo que impide tener la información a mano y a tiempo para poder tomar decisiones adecuadas y acordes con los problemas de la población.

3.    Violencia (de género e infantil). La violencia en muchos países en un gran problema ya que es cultural. En Bolivia, por ejemplo, es la primera causa de muerte de los adolescentes varones. Las cifras de feminicidio e infanticidio han incluso subido en épocas de pandemia y no se han podido realizar campañas de prevención, ni seguimiento a denuncias preventivas.

4. Libertad de prensa. Muchos países ya tenían sanciones fuertes para no permitir la libertad de prensa y con la pandemia, la lucha se ha detenido. Los gobiernos de muchos países tratan de modificar las noticias para que aparezcan favorables a su gestión y, por tanto, se trata de restringir lo más posible a que la población no reciba las noticias como son.

5. Economía en decadencia y corrupción. Las economías ya estaban en crisis por la baja en los precios del petróleo y sus derivados. Los países dependientes de sus materias primas y sus rentas no aprovecharon las buenas épocas para desarrollar la industrialización o mejorar la infraestructura para que el empresariado pueda desarrollarla. Ahora, muchos países siguen esperando la subida de precios que es posible que no llegue por mucho tiempo porque la carrera hacia otro tipo de energías está recibiendo bastante atención.

6. Falta de seguridad de la inversión. Muchos gobiernos son incapaces de hacer respetar la propiedad o las inversiones. A pesar de que el 85% o más de la economía nacional depende de la empresa pequeña y mediana, muchos gobiernos intentan subir las condiciones de su funcionamiento desmotivando sus inversiones y haciéndolas cerrar. Esto genera grandes crisis laborales que, sin notar, generan crisis económicas a nivel nacional.

La pandemia sigue, pero es importante también enfocarse en trabajar los otros problemas para no empeorar la calidad de vida del ciudadano.

About Kathya Cordova-Pozo 172 Articles
PhD. en Economia y Politica internacional. Realiza investigacion en el area de economia-salud y desarrollo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*