Derechos del trabajador en el COVID-19

Publicado en El Pais, 27 de Junio 2020.

El sistema de salud en Bolivia tiene muchos desafíos. El COVID-19 está mostrando muchos otros desafíos más y entre ellos el respeto a los derechos del trabajador. El personal médico (médicos, enfermeras, laboratoristas, etc.) del sistema público y privado se ha visto afectado con la emergencia del COVID-19 y las deficiencias laborales han elevado el estrés a la dosis por el COVID-19:

  1. Derecho al descanso después de 8 horas de trabajo: La falta de personal médico ha obligado a muchos a jornadas de hasta 20 horas por la emergencia. La investigación ha comprobado que las personas que trabajan más de 10 horas bajan su rendimiento, hay propensión al error humano y están de mal humor. ¿Queremos este riesgo en la atención? ¿es su culpa?
  2. Derecho al trabajo digno, con seguridad industrial, higiene y salud ocupacional: El COVID-19 ha obligado a muchos países a elevar las medidas de bioseguridad en los servicios de salud, pero muchos no han implementado nada. Cada uno debe comprarse su material con el riesgo de que algunos no lo hagan por la desventaja a su economía y el riesgo de contagio incrementa para todo el equipo de trabajadores y pacientes.
  3. Derecho a trabajar sin acoso laboral ni amenazas o entornos hostiles: el personal que se ha quejado por la falta de insumos de bioseguridad, pruebas de COVID-19 y otros han sido amenazados “si no les parece la forma de trabajar aquí, váyanse, hay muchos que buscan un trabajo y estarían felices de ocupar su lugar”. Es la frase más común para evitar que el personal exprese sus preocupaciones sobre algún proceso o ideas para mejorar las cosas.  Criticamos la violencia, pero ¿la justificamos en el lugar de trabajo?
  4. Derecho a recibir un salario: Los que trabajan en el sector privado no han recibido pagos regulares por la “fragilidad financiera de las empresas” que amenazan con despidos a quienes se quejen. ¡Ni pensar en bonos de compensación que otros países han otorgado!
  5. Derecho a preservar su salud mental y física: Se permitía faltar al trabajo con nota del seguro que apoye la solicitud, pero con esta emergencia, también se debería permitir que se puedan quedar en casa sin esta nota. También dejar que las personas trabajen desde casa si son del grupo de riesgo. Armando las propuestas para protocolos que ahora no existen (de entierro, manejo de pacientes bajo riesgo/alto riesgo, toma de pruebas COVID-19 a enfermos y muertos, colección de estadísticas, etc.)

Estos derechos están enmarcados en la Nueva Constitución Política del Estado, artículos 46 al 49. Mas allá de las sanciones, amenazas de juicios que preservan la violencia social, es importante controlar que los derechos sean respetados para que el personal médico pueda sentirse bien, física y psicológicamente, en un momento difícil ¿Dónde está el Ministerio de trabajo? Las consecuencias son para toda la población y se refleja en la calidad de atención médica.

About Kathya Cordova-Pozo 101 Articles
PhD. en Economia y Politica internacional. Realiza investigacion en el area de economia-salud y desarrollo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*