Lider glorificado

Autor foto: BBC Mundo

Publicado en El Pais, 19 de Noviembre 2019.

El día 16 de noviembre, Gerardo Lissardy de la BBC Mundo realizo una entrevista a Evo Morales. Quiero resaltar los aspectos que más me llamaron la atención:

  1. No reconoce ningún error en su gobierno. A la pregunta de si su gobierno ha tenido algún error indica que no, quizás la única vez era intentar quitar el subsidio a los carburantes. No reconoce otro error, pero a mi memoria vienen muchos conflictos y reclamos sociales. Para Evo, el referéndum fue respetado porque no se cambió la Constitución y el Tribunal Constitucional interpretó respetando los derechos humanos existentes. No reconoce fraude insistiendo que ganó en primera vuelta y expresando que si hubo fraude fue realizado sólo por la gente del TSE. Tiene claro que las convulsiones más fuertes comenzaron con sus movimientos sociales a su salida del país y cree que él sigue de Presidente hasta que la Asamblea acepte su renuncia, sin reconocer que esta acefalía perjudicó la estabilidad social económica y política.
  2. Siempre habla de dos grupos, los del imperio y sus movimientos sociales. No ve a Bolivia como una sola y no gobierna para todos, sólo beneficia a unos. El discurso de Evo y Linera ha sido que los que no votaron por ellos, no recibirían recursos para desarrollar su ciudad como castigo. Los hechos mostraban que la ley sólo se aplicaba para la gente de la oposición. Esta polarización continua fue minando la democracia y generando mayor descontento en los grupos de poder y clases generadoras de empresa (aclarando que el 75% de la empresa en Bolivia está entre micro, pequeña y mediana empresa). Para Evo, no existe una Bolivia, sino que se debe seguir combatiendo a los grupos de la derecha. Desea volver a Bolivia para seguir combatiendo y las palabras de lucha siguen aflorando en su vocabulario. Por ejemplo, indica que sólo él puede detener las protestas sociales y que no van a parar hasta terminar con la dictadura instalada.
  3. Defiende su posición y no se abre al dialogo en temas que no le agrada. Muestra prepotencia cuando es cuestionado sobre aspectos que no le gustan. Evade responder, cambia el tema, llama defensor de la derecha, amenaza. Esta reacción fue continua y copiada por autoridades de su partido en Bolivia con medios de prensa o críticos, minando las libertades de prensa y de expresión en diferentes niveles. Siempre evadió debates con otros en Bolivia indicando que ninguna persona en la historia tuvo un exitoso modelo económico como su gobierno. Gobernaba con tanto personalismo político que cree que el país no logrará la paz sin su presencia. Aquí es cuando se ve la falla de un liderazgo basado en el personalismo y no en una verdadera estructura organizacional, ya que la participación de sus propios camaradas fue erosionada sin que ellos -por sí mismos- puedan dar continuidad a esta filosofía de desarrollo.
About Kathya Cordova-Pozo 77 Articles
PhD. en Economia y Politica internacional. Realiza investigacion en el area de economia-salud y desarrollo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*