COVID-19 y rescate a la economía

El rol del gobierno es crítico

Foto: Kathya Cordova-Pozo

Publicado en El Pais, 29 de Septiembre 2020.

El mundo está avanzando hacia una crisis económica terrible. Se estima que el PIB mundial bajará con 4.9%. Puede variar por país, pero el hecho es que el mundo estará en crisis y hay pocos individuos en el mundo que no lo sentirán en una u otra manera. Muchas empresas están yendo a la quiebra o terminarán el año con pérdidas, algunas personas perderán o ya perdieron su trabajo. La causa es la cuarentena por el COVID-19. Muchas acciones de protección a la población han ocasionado que las personas no gasten su dinero en restaurantes, vacaciones, eventos, transporte público, etc. Las personas que trabajaban en estas industrias fueron las primeras afectadas por la crisis. Obviamente, este grupo dejó de gastar dinero inmediatamente después de perder su trabajo y esto ha afectado a otras partes de la economía también originando un efecto de bola de nieve. Otros afectados han sido los dueños de casa, los colegios que al no recibir los pagos mensuales se han afectado tremendamente, y estas personas también han comenzado a gastar únicamente en las cosas más básicas. Las personas que no perdieron su trabajo dejaron de gastar también por la cuarentena ya que el hecho de quedarse en casa ha limitado los gastos de dinero. Estos últimos han incrementado sus ahorros, pero tampoco lo gastarán porque con una crisis aproximándose, la mayoría preferirá guardarlo como un colchón de reserva. Esto empeorará la crisis porque la gente gastará menos.

Personalmente, pienso que una crisis de vez en cuando nos ayuda a poner los pies en la tierra. Las personas y empresas se volverán más creativas y competitivas para tener un lugar en el mercado. Además, las personas otra vez darán valor a las cosas más importantes de la vida. Pero al final, la crisis es crisis y se tendrá que resolver.

¿Qué pueden hacer los gobiernos? Lo primero es tratar de que la gente confíe que pronto la situación económica se va a resolver. Esto ayudará a que las personas vuelvan a gastar y a invertir en empresas que a su vez puedan vender sus productos. Sin embargo, se necesita algo para arrancar la economía y esto es una tarea del gobierno. Yo creo en una política híbrida donde gobiernos inviertan dinero en investigación, obras, salud, educación, etc., puede generar fuentes de trabajo. Si lo hacen asegurando una gestión de calidad y eficiencia, no un simple gasto en cualquier personal se podrá aportar a la innovación. A su vez, los empresarios podrán invertir en nuevos negocios. Así todos saldrán de su zona de confort para mejorar la economía, haciéndola más robusta.

El rol del gobierno es crítico para resolver una crisis económica. No hay espacio para corrupción y perdida de tiempo en juegos políticos tontos. El plan tiene que ser claro, creíble y factible. Lo ultimo es algo para tomar en cuenta en las elecciones que vienen para Bolivia. ¿Cuál partido tiene realmente un plan que funcione y que toda la población entienda y apoye?

About Arnold Hagens 251 Articles
Arnold Hagens es Economista con un interés fuerte en tecnología, health y coaching

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*