Cómo el coronavirus está afectando a Coolblue y otros minoristas

efectos par la economía son difíciles de predecir.

Publicado en El Pais, 29 de Febrero 2020.

Desde los primeros casos del coronavirus en diciembre de 2019 en Wuhan-China, el virus se ha extendido por todo el mundo y, hasta ahora, no ha está bajo control. A pesar de que miles de personas han muerto, aún no hay una cura disponible. Pero, para las empresas nacionales e internacionales, el problema de salud podría no ser la única preocupación.

Coolblue es uno de los minoristas de comercio electrónico más grandes de Holanda. El 25 de febrero, un correo electrónico interno se filtró a la prensa que mencionaba que, debido al coronavirus y los problemas con los proveedores en la China, estaban aumentando los precios y debían parar con la venta de algunos productos hasta volver a llenar sus existencias. Para detener los rumores, Coolblue tuvo que asegurarse de mantener los mismos precios que antes. No obstante, este memorando mostró que Coolblue estaba tratando de elaborar su estrategia de contingencia por el brote del coronavirus.

Los hechos son claros hasta ahora. El brote del virus aún no está bajo control y la cantidad de casos nuevos aumenta cada día, incluida la cantidad de países con estos casos. Para controlar el brote, el gobierno chino emitió medidas que paralizaron para algunas regiones. Esto significaba que muchos trabajadores chinos que fueron a su hogar familiar para el Año Nuevo Chino no podían regresar a sus hogares. Como resultado, muchas fábricas no iniciaron la producción y no pudieron suministrar a los clientes en diferentes partes del mundo.

La parada no solo afectó a las fábricas. Debido al menor transporte, el consumo de petróleo crudo bajó. Según Bloomberg, se ha desplomado en un 20% y en consecuencia, los precios del petróleo Brent cayeron de USD 65 a USD 52 en menos de un mes. Además de esto, muchas aerolíneas han reducido el número de vuelos hacia la región asiática, y hacia o dentro de China, lo que también reducirá la demanda de petróleo.

Según algunos analistas, el impacto del brote no afectará seriamente a los grandes minoristas, ya que tienen muchos productos, incluidos los sustitutos, y tienen varios proveedores globales. Pero, los minoristas dependen enormemente de China como país de producción. Para los pequeños vendedores con solo pocos productos y pocos proveedores de China, el riesgo es grave.

Un producto que se considera importante es el plástico. Si un vendedor depende en gran medida de esto, puede afectar seriamente al negocio. Por ejemplo, los tiempos de producción y envío tienen un retraso de tres semanas y esto podría deteriorarse aún más. También, es probable que esto afecte a los grandes fabricantes, ya que el plástico es una parte clave para muchos dispositivos como la electrónica doméstica, los automóviles y los equipos comerciales.

Para muchos productores y mayoristas como Coolblue, es difícil predecir cuál de sus proveedores reducirá la producción, tendrá demoras en el envío, tiempo de recuperación de la producción, el impacto de la disminución del precio del petróleo en la economía, habrá inflación? Si el virus se propaga más intensamente, sus efectos en la economía serán más difíciles de predecir.

About Kathya Cordova-Pozo 94 Articles
PhD. en Economia y Politica internacional. Realiza investigacion en el area de economia-salud y desarrollo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*