Administración de gobiernos

Publicado en Los Tiempos, 26 de octubre 2019.

La administración o gestión pública es muy importante. El gobierno da trabajo al 13,8% de las personas en Holanda, 21% en Reino Unido, 19% en Ecuador. En Bolivia, las personas de varias ciudades dependen de un trabajo de la gestión pública entre el 20%± (Santa Cruz) y el 80%± (La Paz). Por tanto, es obvio que la gestión es importante. Sin embargo, muchos gobiernos parecen olvidar que al final del día se tienen que mostrar resultados para mostrar que esta participación tiene un proceso más eficiente y efectivo. Para los gobiernos, es una tentación la creación de puestos de trabajo inventando empresas públicas que motiven tanto la economía y su poder político consiguiendo adeptos. Pero cuando el puesto creado no genera una relación de mayor beneficio que lo cuesta su funcionamiento, el daño a la economía es mayor que la creación de empleo.

Una empresa invierte continuamente en tecnología para mejorar la calidad de servicio y reducir el número de personas trabajando, mejorar su productividad. Por ejemplo, una App para la gestión de cuentas bancarias. El banco está motivado para ser competitivo, y si no lo hace va a la quiebra. Esta decisión es más complicada para un gobierno. Primero, no tienen competencia. Segundo, la resistencia al cambio de los jefes para no hacer la vida complicada ni despedir gente mantiene los antiguos procesos. Y, el gobierno queda mal cuando despide a las personas. Incluso, muchos gobiernos siguen en el poder gracias al gran número de puestos de trabajo que tienen y esto perdura en la mente “apoyar a un partido te da más posibilidad de trabajo”.

Por esto, es claro que las empresas gubernamentales no están bien gestionadas y originan grandes pérdidas para la economía. Un puesto de trabajo tiene que dar resultados y éstos se deben medir periódicamente. Para la administración pública el objetivo principal debe ser lograr más de manera más productiva y con calidad. Por ejemplo, menos enfermos, mejores colegios, más seguridad, infraestructura con mayor tecnología, etc. Para esta medición, la gestión pública tiene varias herramientas que pueden demostrar numéricamente la utilidad respecto a los gastos. En administración de empresas lo hacemos a diario para cada actividad optimizando el uso de los recursos. Y esto se debería utilizar más en los gobiernos para ser más eficientes y efectivos.

El economista Ludwig von Mises dijo: “No hay amenaza más peligrosa para la civilización que un gobierno de hombres incompetentes, corruptos o viles” En otras palabras, si un gobierno no cuenta con personas capaces de avanzar competitivamente hacia la calidad, pueden estar arruinando el presente y futuro de un país.

About Kathya Cordova-Pozo 73 Articles
PhD. en Economia y Politica internacional. Realiza investigacion en el area de economia-salud y desarrollo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*