Generar emociones para aprender

ayuda al bienestar tanto del profesor como de los estudiantes

Publicado en El Pais, 6 de Julio 2019.

Estos días asistí a un taller de coaching educativo dictado por Javier Bolaños Alonso en la Universidad Privada Boliviana. Este taller estaba basado en técnicas para generar emociones con el fin de mejorar la enseñanza-aprendizaje. A continuación, quiero compartir algunas de estas técnicas:

  1. Generar sensación de pertenencia. Se puede lograr esto si los estudiantes sienten que son parte de la programación del curso, la forma de llevarlo adelante y su reglamento. Dos consecuencias de esta planificación en conjunto serán una mayor disciplina y una mejora en su atención. Todos tratarán de colaborar en el avance y la dinámica de clases para lograr el objetivo trazado.
  2. Utilizar un lenguaje potenciador. Muchos profesores tienen el lenguaje enfocado en las fallas del estudiante, lo que reduce su autoestima y su seguridad, además lo hace rebelde para escuchar al docente. Esto crea un aula de indisciplinados o gente poco motivada para aprender la materia del profesor. Otros crean miedo en sus clases y temporalmente sirve para que estudien, pero ¿qué pasa cuando el estudiante ha perdido el miedo al maestro? Enfocarse en aspectos positivos como el reconocimiento de destrezas y habilidades ha demostrado a través de la neurociencia tener una mejor influencia en el aprendizaje, la atención y la memoria de largo plazo (Chai, Hafeez y otros, 2017).
  3. Utilizar la comunicación no violenta (CNV). Muchos nos comunicamos con palabras que generan culpa en el otro, o frases que lo juzgan negativamente o provocan en el otro una reacción negativa. Es importante decir lo que uno cree o siente, pero asertiva y pacíficamente. De esta manera el estudiante podrá comprender lo que se le quiere transmitir.
  4. Moverse para motivar a la creatividad. Largos periodos de clase son tediosos y no mantienen la atención para el aprendizaje. Es bueno cortar la clase en diferentes partes para mantener la atención y sobre todo la creatividad utilizando actividades grupales u otros entre medio de la clase teórica.
  5. Es importante transmitir la pasión por la materia. Si el profesor muestra pasión por su materia seguro que trasmitirá este sentimiento a sus estudiantes. Muchas veces el maestro comparte su experiencia, su vivencia, lo que ha descubierto y lo relaciona con la materia. Esta relación hace que el aprendizaje se base en la pasión del profesor y su capacidad de utilizar lo que enseña teóricamente. El entusiasmo es contagioso.

La aplicación de estas (y otras) estrategias estimularán una mejor conducta en aula, la motivación para aprender y memorizar a largo plazo. Si estamos buscando cómo mejorar la enseñanza-aprendizaje, tratemos de incluir emociones como la seguridad, la alegría, la admiración y la curiosidad, entre otras a nuestra clase. Una buena clase ayuda al bienestar tanto del profesor como de los estudiantes.

About Kathya Cordova-Pozo 79 Articles
PhD. en Economia y Politica internacional. Realiza investigacion en el area de economia-salud y desarrollo.

2 Comments

  1. Me gustó tu artículo. Buenos tips para que no descuidemos el mundo de las emociones en nuestra labor como docentes.
    La neurociencia nos está dando cada dia más pautas: Nuestro cerebro registra un conocimiento, siempre asociado a una emoción. Mientras más fuerte la emoción, mejor sale la grabación.
    En educación no formal (Scouts, Rotaract, Juniors, ACJ, Cruz Roja, etc) y en las ONGs de trabajo con niños y adolescentes, conocemos la “educación de valores en actividades de impacto”, así transformas la vida de un niño de una villa miseria, cuando en su campeonato de fútbol del barrio le traes a una estrella del futbol y puede charlar con el, así consigues que un niño de la calle desee superarse, cuando puede conocer al presidente del país en persona, así promueves un liderazgo, cuando conviertes a un niño en alcalde por un día o logras que un niño de colegio fiscal cante con un artista destacado. (todas son experiencias que conozco y organicé)
    A los viejos (Léase adultos) es más difícil emocionarlos, eso lo logras en cátedras intensas y apasionadas en que les mueves el piso con algún tema que los conmueve, los asusta, los motiva, los indigna, los alegra, los sacude. Eso es lo que debemos buscar, para quedar por siempre en su mente, en sus recuerdos valiosos y por supuesto, cambiar su actitud hacia la vida, con los valores que deseamos impartirles.

  2. Muchas gracias Mario por tu comentario. Mucho que aprender de tu experiencia sobre como motivar a los niños y adolescentes. Y como mencionas, las emociones son tan variadas entre la alegría y la indignación…. podemos utilizar toda esta lista inmensa de emociones y como tu bien indicas, cambiar su actitud hacia la vida.

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*