La Generación Distraída

tecnología ha creado cosas buenas, pero es también la fuente para distracciones

Publicado en El Pais, 23 Febrero 2019.

Siempre predico en mis clases de la universidad que la tecnología es uno de los mayores impulsores del desarrollo y aumento de la productividad en una economía. Sin embargo, cuando veo a mis estudiantes a menudo mirando la pantalla de su laptop, teléfono y tablet, sé que esto no es para tomar notas. Esto no ayuda en su aprendizaje ni sus calificaciones. A pesar de lo que algunas personas creen, los seres humanos no somos capaces de realizar multi-tareas. No somos capaces de prestar atención al maestro, tomar notas, mirar el Facebook y responder al WhatsApp al mismo tiempo.

Seamos honestos, la tecnología ha creado muchas cosas buenas, pero también se ha convertido en la fuente para distracciones y la causa para gastar tiempo sin darnos cuenta de ello. Todas estas distracciones arriesgan a los estudiantes a tener una nota baja, fallar tareas de una materia, perder el tiempo y reducir la productividad.

Puedo, por supuesto, volverme nostálgico, pensando en el tiempo que estuve en la Universidad y nadie tenía una distracción electrónica para la clase. Aun así, para los maestros, era a menudo un desafío obtener la atención de los estudiantes. Tomar notas con un lapicero no sólo era eficaz para aprender y entender, sino que también evitaba conciliar el sueño durante una clase aburrida. En época de exámenes, era mucho más fácil leer nuestros libros porque leer era parte de un hábito para matar el tiempo. Hoy en día, se ha vuelto un desafío sin precedentes el tiempo de atención corta que tienen los estudiantes. Por tanto, necesitamos encontrar nuevas soluciones para lidiar con los problemas de hoy.

Tanto para los estudiantes como para el resto, la solución puede ser simple. ¡Apágalo todo, sal de la red!. Toma notas con lápiz y papel que son una buena manera de mantener la concentración. Tal vez los verdaderos adictos a la red se pongan temblorosos, sudorosos y nerviosos, y puedan optar por algo menos riguroso empezando al menos por desactivar las notificaciones de sonido y las pestañas de su navegador que no están relacionadas con lo que está haciendo. Para los avanzados, apaguen también su correo electrónico o incluso guarden lejos toda su tecnología que no sea absolutamente necesaria para la tarea que está realizando. ¡Pruébalo!

Una segunda solución para incrementar el tiempo de concentración puede ser ponerse plazos y metas. Escríbelas en papel. Define las tareas que deseas tener listas al final del día o de la clase. Se ha comprobado que cuando tu jefe o maestro te da fechas límites estrictas, estás exigen que trabajemos más duro, seamos más productivos y menos distraídos. Por el contrario, cuando no hay plazos límite, las distracciones aparecen y comen el tiempo para eventualmente terminar el día sin hacer nada. ¡Sé tu propio jefe y fija los objetivos para cada día!

About Arnold Hagens 135 Articles
Arnold Hagens es Economista con un interés fuerte en tecnología, marketing y coaching

1 Comment

  1. Interesante artículo. Las nuevas tecnologias impactan en nuestros nuevos lazos sociales y con el conocimiento mismo. Su impacto creo es incalculable pero sus efectos ya se viven en lo cotidiano.

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*