El uso del cinturón de seguridad

El otro día mientras estaba esperaba hasta que mis hijos salieran del colegio, conté el número de personas que utilizan un cinturón de seguridad dentro del auto y cuántos coches llevan a sus hijos pequeños en asientos de seguridad para niños. Yo misma tengo una costumbre fuerte de utilizar el cinturón de seguridad y lo controlo así como con mis hijos, pero parece que las personas que pasaban tenían otra costumbre más fuerte “la de obviar la regla”.

En prácticamente en todo el mundo el cinturón de seguridad es obligatorio, tanto para las personas que se sientan delante y detrás. Los niños no pueden sentarse delante y cuando están sentados atrás tienen que estar una silla especial para niños con el fin de que puedan utilizar el cinturón sin peligro. Yo creo que no es necesario explicar qué pasa cuando se produce un choque y estamos sin cinturón o el niño está sin la silla. Sin importar la velocidad a la que nos encontremos, un cinturón puede reducir la probabilidad de daños o muerte con 40% en el caso de un accidente.
El año 2013, según INE, murieron casi 5 personas por día y un número desconocido de heridos en casi 37 mil accidentes. Para comparar esta cifra anual, en Holanda, el número de muertos en el tráfico es de 80% menos que en Bolivia. Esto a pesar de que la velocidad promedio en Holanda es mucho más alta en las carreteras y calles. Claro, una velocidad legal mucho más alta porque en Cochabamba uno puede ver que los coches se desplazan a mayores velocidades de las legalmente establecidas para las calles de ciudad o carretera.
Algunas personas dicen “es mi problema si no me pongo el cinturón”, pero lamentablemente esa persona no es la única en el tráfico. La irresponsabilidad de otros pueden involucrarte en un accidente y cuando estás con cinturón por lo menos tienes más chance para sobrevivir o salir sin heridas. Lo mismo es para los motociclistas que manejan sin su casco, o con el casco en el volante. Me parece un gran peligro hacerlo. Un buen amigo mío murió por estar en una moto sin casco, dejando a una joven esposa y a su hija de 2 años.
Yo pregunto a varias personas por qué no utilizan cinturón o el casco, y la mayoría contesta que se olvidan, que es incómodo, que piensan que no es necesario en la ciudad, que los niños no están acostumbrados a quedarse quietos en el auto. Sólo imagina lo siguiente: Nosotros caminamos con una velocidad de más o menos 5 km por hora. ¿Alguna vez te has chocado caminando con una pared, puerta o algo? ¿Dolió verdad?
La velocidad en auto en la ciudad es entre 20-40 km por hora. Esto es como 8 veces más de velocidad de una persona caminando. Un choque te lanza fuera de la moto hacia el asfalto, auto o pared. Uno puede creer que nuestros cuerpos son duros pero el impacto hace que no lo seamos. Y dentro del auto chocamos con el parabrisas, volante etc. ¡Imagínate como un niño o un bebé podría volar dentro del auto!
El costo de un accidente es difícil de estimar. Pero entre ellos esta está el costo de los médicos de emergencia, el costo del hospital y el costo de tránsito. Segundo, se debe pensar en que no podrás trabajar ni tener ingresos hasta la recuperación; o en el caso que mueras, dejarás a tu familia sin ingresos. De parte del hospital, estará ocupado atendiendo pacientes que podrían haber evitado el accidente de utilizar el cinturón de seguridad. ¿No sería mejor evitar estos inconvenientes y actuar responsablemente bajo lo que nos indica la norma? El costo social de evadir la norma puede ser enorme.
Parece que las personas no aprenden. ¿Cómo lo resolvemos? A mí me parece que tenemos que controlar y dar multas altas. Cuando se vea personas conduciendo con pasajeros y chofer sin casco o cinturón de seguridad, niños sin sillas de seguridad, cuando estén borrachos o hablando por el celular, se deberían dar multan como de Bs 300 ó más.
En muchos países el conducir borracho por ejemplo implica una multa y un juicio por intento de homicidio. Para aplicar esto, es importante un arduo y continuo control diariamente o cada fin de semana.
Creo que todos queremos volver seguros a nuestras familias. Para esto tenemos que ser responsables. Sin embargo, mientras esperaba que toque el timbre de salida de mis hijos, vi que de los 70 autos que pasaron, solo uno tenía su cinturón puesto.

Publicado en El Pais, 23-MAR-2017

About Kathya Cordova-Pozo 142 Articles
PhD. en Economia y Politica internacional. Realiza investigacion en el area de economia-salud y desarrollo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*