Trabajos de “tesis” de Postgrado en la Universidad

En los últimos años he tenido la oportunidad de ver de cerca los trabajos de tesis de Maestría de diferentes universidades en Bolivia y hoy quiero dirigir mi comentario a este tema.

En promedio, un 20% de los estudiantes que culminan los estudios de maestría presenta su tesis en los primeros dos años y el resto lo hará en los siguientes años, pudiéndoles tomar más de diez años.
El reglamento universitario no tiene una instrucción específica sobre el tiempo que puede demorar un estudiante hasta terminar la tesis que es como una materia dentro del pensum de estudios. Tampoco hay una normativa sobre el tiempo que puede tomar para la complementación de materias en el caso de que adeude otras materias.
Por tanto, muchas universidades optan por facilitarles el camino hacia la culminación de la tesis con trabajos finales que pueden enmarcarse como “tesis” pero que en realidad son trabajos más simples o son juegos empresariales que no se podrían llamar verdaderamente tesis, aunque cumplan con el esquema que el Reglamento de Universidades Privadas o CEUB indica.
En los últimos años el programa de maestría e incluso de doctorado se ha convertido en una necesidad imperiosa para conseguir una fuente laboral que básicamente requiere el diploma o por lo menos un certificado que indique que se culminaron todas las materias del Programa de Maestría y que únicamente falta la tesis.
¿Pero que es la tesis de maestría? La tesis es un trabajo de investigación, donde se aplican muchos de los conocimientos metodológicos y teóricos adquiridos a lo largo del estudio de una maestría con los que se puede abordar un tema desde la disciplina o enfoque multidisciplinario, analizarlo, plantear soluciones, propuestas o formas de tomar mejores decisiones.
Una tesis incluso pone a prueba nuestra capacidad de lectura, de análisis, de redacción en nuestro propio idioma y de síntesis. Así que la tesis es muy importante porque es el trabajo de investigación que evalúa si hemos adquirido o no las habilidades y conocimientos necesarios para poder ser llamados magister en artes o ciencias.
Por tanto, sin haber concluido esta etapa en el tiempo prudente, no se debería extender ningún certificado de culminación de estudios porque lleva a una idea errónea de pensar que ya tienen el título de magister sin tesis. He visto tarjetas de presentación de personas que incluyen el título de Magister sin tener la tesis y esto no es correcto. El título sólo lo da el diploma de Magister y no la simple culminación de estudios. En muchos países se da un término límite para presentar la tesis (de dos a seis meses) y si no se cumple, el estudiante se aplaza en la maestría sin poder llevar ningún título ni certificación.
El problema es que en los últimos años en Bolivia la educación de postgrado se ha vuelto un negocio con muy poca ética. Se inscribe a todo el que quiera proseguir sus estudios aunque no sea su rubro y el tiempo del estudio (un año) no sea suficiente como para embeberse del tema –por ejemplo un médico en maestría de gestión de negocios o un ingeniero civil en maestría de salud pública.
Los docentes no pueden reprobar al estudiante porque para la universidad el maestrante es “un cliente” que dejaría de pagar al abandonar el programa y no le conviene a la universidad.  Por tanto,  muchos aprueban los programas pero al momento de escribir la tesis se muestra las deficiencias en los conocimientos adquiridos y por eso, muchos dejan la tesis refugiándose en el certificado de conclusión de estudios sin tesis.
Los que la terminan se benefician del título y pueden dar clases en los otros Programas de Maestría en la universidad aun sin ser su dominio o conocimiento; es decir, un agrónomo que estudió una maestría en educación superior dicta clases de mejoramiento genético a nivel maestría sin haberse preparado ni un ápice en el área de agronomía, o un ingeniero civil dicta en el Programa de Maestría en ingeniería civil sin haber estudiado esta área.
¿Qué ética muestran las universidades a la sociedad cuando contratan a docentes que son magister en otras áreas para dictar programas en los que no están preparados? ¿Qué puede ofrecer de novedoso y actual este docente en salud pública cuando estudió una maestría en educación superior y no en la materia que dicta?
¿Cómo será el nivel de estos programas en los que los participantes están ilusionados de aprender más allá de lo que aprendieron en la licenciatura? Y ¿qué tipo de investigaciones realizarán en cada módulo de aprendizaje cuando el propio docente no está preparado en el área que dicta? ¿Cómo será el estudiante preparado hacia la tesis de maestría?
Pienso que todos estos temas deberían estar normados clara y explícitamente por el Ministerio de Educación para mejorar la calidad de educación y de investigación de los profesionales en Bolivia, con el fin de lograr los principios de la nueva educación; haciendo que ésta sea contextualizada a nuestras necesidades, sea descolonizadora – despatriarcalizadora, socio comunitaria y motive a la mejora en la productividad.

Publicado en El Pais, 31-Ene-2017

About Kathya Cordova-Pozo 58 Articles
PhD. en Economia y Politica internacional. Realiza investigacion en el area de economia-salud y desarrollo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*