Deslizamientos de tierra, ¿desgracia o negligencia?

Publicado en Los Tiempos, 11 Feb 2018

Estos pasados días hemos estado viendo por la tele y algunos sufriendo en carne propia las inundaciones en diferentes zonas de la ciudad y también en otras ciudades (Tupiza). Es increíble que muchas personas aún piensen que es una desgracia de la naturaleza cuando en realidad la culpa es totalmente nuestra. Los aluviones y riadas se deben a la deforestación y crecimiento urbano sin control.

Foto: Oscar Figueredo Lugar: Ciudad del niño Fecha: 7 Feb 2018

Quienes construyeron esas viviendas, bien o precariamente construidas, sabían que al instalarse fuera de los márgenes de seguridad corrían peligro pero igual lo hicieron (negligencia). Los municipios advirtieron la construcción de estas viviendas -ya que no se dan de una noche para el día-, pero no detuvieron o demolieron los primeros avances (negligencia). Peor aún, con el tiempo, han ido otorgando papeles de propiedad, servicios básicos y hasta transporte público. Es verdad, muchos años no ocurrió nada… pero ahora los daños son incalculables, incluyendo a toda la ciudad.

Existen leyes en Bolivia que definen zonas de riesgo, la 482, la 602, y la 247. El art. 17 de la 247 indica que el nivel central del Estado y las Entidades Territoriales Autónomas tienen la obligación de impedir por todos los medios los asentamientos irregulares en su jurisdicción. La 602 debe zonificar las áreas con grados de vulnerabilidad. Pero sabemos que el estado de derecho o imperio de la ley en Bolivia es muy frágil y se dobla con cualquier movimiento ciudadano u otros. Cada torrentera o río tiene una determinada franja de seguridad que no debe ser ocupada por seguridad. Sin embargo, los municipios no hacen controles preventivos ni toman acciones para impedir que comunidades se asienten hasta que ya es tarde. Es por ello que podemos revisar en diferentes ediciones de Los Tiempos situaciones como la que estamos viviendo ahora en Tiquipaya. Por ejemplo, hace un año atrás, una nota de deslizamientos en Alto Cochabamba indica que los vecinos vuelven a construir por falta de control: “…Los vecinos aseguran que la Alcaldía se olvidó de ellos y que en la zona ya no hay deslizamientos, por lo que muchos comenzaron a reconstruir…” y viven en esas condiciones a pesar de ser zona roja!  Sin el cambio de mentalidad de la población y de la Alcaldía, seguiremos viendo estos eventos una y otra vez a lo largo del tiempo.

About Kathya Cordova-Pozo 37 Articles
PhD. en Economia y Politica internacional. Realiza investigacion en el area de economia-salud y desarrollo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*