¡La niñera más barata!

Publicado en El Pais: 5-DIC-2017

Estoy expuesto desde mis 10 años a la tecnología. Pero gracias a un control estricto de mis padres no soy adicto a la pantalla y nunca lo he sido. Claro que los juegos en los años ochenta no eran para nada tan avanzados como los que tenemos hoy en día, pero igual la tentación era enorme.

Sin embargo, mis padres me daban suficientes distracciones y responsabilidades para mi día que pasaba entre quehaceres en la casa, tareas, deporte, juegos en la calle con amigos y alguna vez videojuegos.
Hoy en día intento de educar mis hijos en la misma manera, pero me doy cuenta de que hoy es más difícil que antes. La tentación de los Smartphone, computadoras, tablet y la televisión con 10 canales 24/7 para niños no lo hace fácil. En mi época había sólo 9 canales en la tele y sólo 2 tardes había programas para niños.

Algunos padres me dicen que es importante que ellos aprendan a manejar las nuevas tecnologías y por eso les regalen un tablet desde pequeños. Concuerdo con la idea de que tienen que aprender la nueva tecnología para estar preparado para el futuro. ¿Pero es necesario que estén cada día 3-5 horas frente a esto? Y cuando están, ¿realmente están haciendo algo educativo o algo que los prepare a programar la tecnología más allá de ser simples usuarios? Yo no creo en esto y por esto soy más veces el papá malo que apaga la tele después de un momento y quita el teléfono/tablet regulando a ciertos horarios y empujándoles a hacer deporte y jugar fuera.
Algo muy relacionado con esto es la salud. Estoy involucrado en un proyecto de alimentación y estilos de vida. Hemos visto que alrededor de 40% de los chicos en un colegio tiene sobre peso o es obeso. Por un lado, es debido a la comida chatarra que los padres les dan. Pero por otro lado se evidencia que los chicos dedican cada vez menos tiempo a ejercicios físicos y más tiempo (entre 2-3 horas/día niños y 3-4 hora/día en adolescentes) a estar frente a la computadora, teléfono, Tablet o tele. Solo por dar un ejemplo, un niño que duerme o está sentado viendo tele, quema 20 kcal/hora; mientras que si juega, quema 46 kcal/hora, si hace un deporte o actividad física quema 80 kcal/hora.
¡No hace falta decir que la actividad física siempre está bien para el desarrollo de un niño, y que la diferencia entre un día con 3 horas de quedarse quieto o activo pueden ser casi 240 kcal! Peor si esta quietud implica dulces o papas fritas que ayuda a la obesidad y diabetes. Elijamos una vida sana y feliz. ¡La tele, compu, tablet y teléfono son las niñeras más baratas, pero a largo plazo nos va costar la salud!

About Arnold Hagens 102 Articles
Arnold Hagens es Economista con un interés fuerte en tecnología, marketing y coaching

3 Comments

  1. Me parece muy acertado el artículo, concuerdo con que todo tiene que conllevar un equilibrio, no apartarlos de la tecnología pero tampoco dejar que vivan pegados a una pantalla de tele, celular o tablet

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*